No esperen nada genial, no esperen diversion sin fin, no esperen grandes nociones, no esperen mas y vayanse, ¡vayanse!, ¡vayanse!... pero vuelvan pronto.

sábado, agosto 03, 2013

La estupidez, estereotipación y estandarización en el arte

A raíz de una de mis expresiones respecto de lo que sucede con el arte y de haber expuesto una parodia escrita de una especie de acto artístico callejero que de haberlo llevado a cabo un tipo del Centro Cultural Borges seria llamada arte pese a ser no mas que una de las tantas ridiculeces que suelen ocurrirseme se produjo una conversación en la cual me comentaban que los artistas (los verdaderos según mi interlocutor) en la mayoría de los casos saben que no deben guiarse por aquello de "cada cosa a su lugar". El verdadero artista, me decían, "no solamente no acata lo anterior sino que provoca, produce y en ultima instancia 'crea' lo que no existe, es decir, el artista, de ninguna cosa y de ningún lugar nos crea lo inimaginable... Lo que no existía llega a la vida y nos deslumbra no lo creado por 'él' sino la capacidad de 'él' para crear", luego de esta afirmación las aseveraciones rumbearon hacia lo que podría suceder si ante un evento como el que yo había parodiado en el cual se expone a los transeúntes a presenciar una serie de eventos cercanos al ridículo nos vemos en la necesidad de hacer frente a la llegada de efectivos policiales y me comentaban "...trata de decir algo parecido a un policía (NdeA: se refiere a explicar el arte y la esencia del artista manifestada en lineas superiores) para que veas como terminas frente a un Psiquiatra -previo paso por la comisaría- por las averiguaciones de rigor".
En relación a todo esto que se me intenta explicar yo mantengo cierta distancia. La parodia realizada por mi -buena o mala, no me interesa- busca la critica o una reflexión aunque sea breve y pobre sobre que cosa es el arte o si cada cosa mas o menos ingeniosa y que nos deja perplejos es arte.
Estos -como ya indique- "intentos de explicaciones" que se me dan recaen en la intención de darme a conocer cual es -obviamente, según quien lo expresa- la función del artista y desde allí del arte. Todos quienes no se ajusten a eso no son artistas y todos quienes si lo hagan son artistas (verdaderos, como decía mi interlocutor) y esto me lleva a lo mismo del comienzo.
Entro en un circulo vicioso, en la incapacidad de no poder o no querer hacer una aseveración al respecto que sea firme, concreta aun cuando pueda ser discutida y compleja; quiero decir que se corta por lo mas fino y cómodo,la cosa es así, si cumples esto eres artistas y los artistas hacen arte, si no lo cumples pues estas en otra vereda y saber que o cual es la otra vereda es otra discusión; hoy hay toda una corriente de artistas -no los pongo en duda y refiero llamarlos así para no complicar esto- que minimizan a otros llamándolos artesanos y descalifican a los artesanos poniéndolo en lugares diferentes a los suyos muchas veces sin criterio, pero no lo abordare ahora.
Hay varias ideas de las que me fueron reveladas en esta breve conversación que he citado anteriormente que son de destacar por venir a parecer una serie de principios o valores que se buscan en el artista; algo así como un breve manifiesto no escrito ni claramente estipulado pero que parece estar allí, latente, de alguna forma.
Si debiésemos tomarlos y nombrarlos quizás podríamos enumerarlos sin un orden de importancia y prioridad indispensable de la siguiente forma:

  1. Que vaya en contra del orden establecido o como me ha sido manifestado, que no se guíe por la idea de "cada cosa a su lugar".
  2. Que sea capaz de crear o producir lo inimaginable .
  3. Que provoque y sea capaz de deslumbrar, es decir que no pase desapercibido.

Quizás podríamos agregar otra característica que es la que acerca al artista con la locura y ahí terminaríamos de dar forma a un estereotipo muy utilizado, la imagen del artista loco, la locura casi como una cualidad inseparable del artista. Esto claramente no es así aun cuando ciertamente los artistas en función de su actividad y ciertas peculiaridades que puede tener dicha actividad es visto de forma extraña por el resto y se ven sometido a situaciones poco normales, antisociales, desordenadas y que suelen ir en contra del estilo de vida establecido, lo cual conspira para que sean vistos como un grupo de locos; ademas algunos pueden ser que estuviesen medios locos, pero no es necesario, muchos artistas no eran locos aunque si geniales.
Ahora bien, los ingenieros crean cosas que alguna vez fueron inimaginables y crearan cosas que no imaginamos hoy, pero no son artistas.
Que alguien no se guíe por la idea de "cada cosa a su lugar" no hace necesariamente a un artista. No estoy diciendo que un inodoro no deba estar en otro lado mas que en un baño, de hecho lo veo en vidrieras donde se venden sanitarios sin que me espante ver eso allí. Yo cambie el de mi baño, lo puse en el patio, le eche tierra y unas magnolias.
Puede haber sido una critica al arte llevar un urinario a una galería, pero la primera vez, ya a la décimo quinta oportunidad es una tontera, no desafía, no provoca, no muestra nada y no hay merito artístico en recoger un objeto y llevarlo a otro sitio que no sea el que uno espera para ese objeto.
Uno llevo un urinario, otro llevo una manzana, otro llevo una montaña de escombro -todas son obras de arte que fueron expuestas, no son inventos míos- otro llevo un extintor, otro llevo un bastidor en blanco, otro hizo un hoyo en la pared y vendió el plano del agujero en cien mil euros y así podría continuar una extensa enumeración pero no lo haré.
Ahora bien, esto me deja parado ante una situación, estoy viendo gente que recoge cosas y las presenta como arte; se supone que porque quien lo dice es una artista yo debo pretender que no me miente y que eso es efectivamente arte. Entonces me digo ¿Es esto así? ¿Es arte recoger algo y decir esto es arte? Quizás simplemente sea mas que una estupidez que se pretende establecer como algo verdadero y real.
De allí que mi duda continúe el siguiente camino ¿Estamos rodeados de arte, solo falta tomar algo del ambiente que nos rodea y decir esto es arte? mis calzones por ejemplo y los des-contextualizo, es decir los llevo -pongamos por caso- al supermercado ¿eso viene a reforzar mi afirmación sobre que es arte?.
¿Esto es así, he cambiado mi calzoncillo de lugar y lo he llevado a un supermercado, es arte o no es arte, es arte o es una simple bobera?
He ido en contra de la premisa "cada cosa a su lugar", he hecho arte. ¿Si? ¿No?
Crear lo inimaginable se hace siempre y constantemente, un teléfono es algo inimaginable para el 1540 y no es arte, es tecnología básicamente.
Luego podrán decir que si es muy lindo ese teléfono, que si tiene un diseño estético, que para su construcción y diseño se trabajo con formas y eso nos lleva a la palabra griega plastikós lo cual deriva en una investigación etimológica y terminamos con que las artes plásticas son el arte de modelar, de trabajar con las formas, con la materia por tanto un teléfono puede ser concebido como una obra de arte.
Bajo esta intención desde mis calzones a una obra de Rubens y toda cuanta cosa pueda alguien señalar y nombrar es arte. Toda cosa puede des-contextualizarse haciendo gala de ir en contra de aquella premisa que dice "cada cosa a su lugar".
Usare un caso sumamente extremo y desagradable, en una época era inimaginable meter gente en una cámara y gasearlos, bueno, luego del nazismo uno puede imaginarlo fácilmente. Hitler era un artista, si un acuarelista frustrado porque lo echaron de la institución en la que quiso estudiar artes porque le dijeron que sus trabajos no eran lo suficientemente buenos, pero solo por eso; Hitler no fue un artista por hacer eso que era inimaginable, me refiero a gasear gente.
No, no estoy tomando el pelo a nadie, esto manejando un concepto y prosigo.
Del mismo modo Guillermo Habacuc Vargas no es un artista por torturar un perro en una galería dejándolo morir de hambre. No es un artista pese a que hizo lo inimaginable y fue en contra de la premisa "cada cosa a su lugar". Habacuc provoco, produjo o creo lo que no existía, lo hizo torturando a un animal en una galería de arte con el beneplácito de un montón de gente que califico su crueldad como arte, gente que considero que por ir en contra de las premisas y ser un provocador estaba haciendo arte; pues no es así, eso no es arte. No es arte la crueldad de Habacuc y no es arte el gaseado de judíos en manos del Nazismo, ambos casos son actos que provocan, que crean lo inimaginable, que seguramente hablan de una realidad (la discriminación es una realidad, la creencia en "razas" superiores es una realidad dado que hay gente que cree en el concepto de raza y en la superioridad de determinados sectores de la población mundial por sobre otros sectores, también es real que existe el maltrato animal y que enfrentarse a un acto de crueldad genera en las personas diferentes situaciones emocionales, también es cierto que quienes gozan con un acto de tortura es un psicopatía peligroso, los mas reconocidos asesinos gozaban de niños maltratando animales y eso era un síntoma del desorden que sufrían), también des-contextualizan (uno llevando un perro a una galería de arte para ver como muere de inanición y el otro acarreando gente a campos de concentración y cámaras de gas; todas  situaciones inapropiados para seres vivos) sin embargo el cumplir con todos estos requisitos no los convierte en artistas.
Pero dejando estos dos casos espantosos (uno de ellos sucedió en una galería de arte y fue llevado a cabo por alguien considerado artista) que he utilizado para comparar situaciones en la búsqueda de desmentir el concepto de que si des-contextualiza, provoca, crea lo inimaginable, es arte y quien lo hace es un verdadero artista paso a plantearme lo siguiente: ¿Si cualquier cosa puede ser tomada y presentada como arte o hecho artístico quien lo propone es un artista o un arribista al que que se le ocurrió primero que a otro hacer mención de que, por ejemplo, poner una piedra dentro de un frasco es arte?
¿El arte esta en lo que se presenta o en el ojo de quien observa?
Si esta en el objeto todo podría ser arte y la figura del artista como hacedor de arte o generador de cosas a las que denominamos objetos de arte desaparecería.
Si esta en el ojo del observador el arte solo dependería de quien mira y esto haría desaparecer al artista en tanto que persona que hace arte, que crea arte, echos u objetos de los que solemos denominar artísticos.
Así contemplado que hubiese venido León Ferrari a decirme "yo soy artista" a mi me hubiese importado un pepino.
También que me digan que debo romper con lo establecido y crear situaciones no normales para ser un artista me importa también muy poco.
Que venga un señor a decirme que mi cuadro no es arte me haría cagar de la risa porque cualquier cosa que pueda des-contextualizarse, que sea atrevida llegando a limites de lo inimaginable es arte, incluso un arte feo pero arte al fin, un cuadro inimaginable-mente horrendo es arte y debería estar en el Louvre junto a la Mona Lisa que es un cuadro ridículo siendo que quien lo realizo pudo esforzarse menos y llevar un sutién enmarcado.
¿Cual es el sentido de hacer un cuadro que critique parte de nuestra realidad mostrando unos niños en la periferia de la ciudad, jugando y buscando alimento en un basural cuando puedo llevarlos a la galería -imitando al artista Habacuc- y verlos en vivo comer mugre y desperdicios con sus piececitos desnudos y llenos de barro?
Quizás con la misma intención que planteo alguien decidió colgar carne y dejarla pudrir en lugar de inmortalizar en una pintura unos cachos (trozos grandes) de carne de res colgando como hizo el pintor Francis Bacon.
Yo discrepo con que cada cosa que se le ocurre a un loco mal amanecido sea arte, discrepo que todo aquello que sea sensacionalista sea arte -el diario crónica por ejemplo no es arte, es simple amarillismo periodístico- aun cuando cumpla con las premisas mencionadas de "cada cosa a su lugar", esto de crear lo inimaginable o lo que no existe, lo de ser provocador y cuanta cosa podamos usar en defensa de cada tontera que nos ponen delante.
Por otro lado y es algo que también he mencionado antes, la repetición de algo no tiene mayor merito. Pollock fue Pollock, se murió se pego un tortazo en un accidente vehicular por ir borracho y mato a una de las mujeres que iban con él, en esa época había gente que le copiaba su dripping, ya fue, pasaron 57 años desde que se murió, cualquiera hoy puede hacer un cuadro tipo Pollock y no dice nada, no provoca, posiblemente ni siquiera embellezca nada, no esta mal que quien quiera hacer un cuadro tipo Pollock haga un cuadro tipo Pollock pero no me vengan querer estandarizar el concepto de arte solo al tipo de obra que hizo Pollock o Clyfford Still o Mark Rothko, el arte los incluye si pero el arte no es solo ese tipo de obra. Por otro lado si ese tipo de obra surgió con muchísima fuerza y se estandarizo no es por obra de la casualidad ni por lo magistral de estos artistas, Pollock al lado de Igor Saharoff es un pelmazo. Ese tipo de obra se impuso por cuestiones políticas y el financiamiento que se hizo por parte del Moma y otras instituciones financiadas y apoyadas por la CIA como parte de la guerra fría y como contra partida al realismo socialista y el arte europeo mas comprometido con la época, de hecho todos conocen a Pollock pero nadie conoce a Hilma Af Klint y no es casual. Hilma moría un año antes de que surgiera la guerra fría y una década antes de que se comience a promover el arte vació de contenido y alejado de la realidad basado en malas interpretaciones del estimado psicológico Carl Jung (de quien podemos conocer obras en su libro rojo) y la supuesta búsqueda del verdadero arte, de la expresión de lo inconsciente y bla, bla, bla.
Chorrear un pincel hasta el hastió no tiene mayor merito en comparación con pintar una manzana así sea que todos los pintores hayan pintado alguna vez una manzana. Pintar un manzana permite varias cosas útiles en el arte de la pintura como puede ser el manejo de perspectivas, proporciones, luces y sombras, por ejemplo. Ciertamente en el numero 5 de Pollock esto no es importante como tampoco en el numero 1 de Clifford Still de 1957.
Pintar una manzana tiene mas merito que simplemente comprarla o robarla de una verduleria y llevarla a una galería. Uno puede ver todos los días una manzana y puede apreciar su belleza cuando la ve en una frutera cuando la tenemos en la mano antes de morderla, cuando la cortamos del árbol, etc, etc, no hay mayor merito en eso pero poder capturarla en cualesquiera de sus etapas, desde una pintura donde se la ve en el árbol o podrida sobre una mesa eso si guarda merito artístico dado que hay que dominar una serie de técnicas pictóricas, cromáticas, etc, para poder lograr ese efecto.
Coincido en que explicar determinados actos artísticos a un policía puede ser complejo, de hecho cualquier cosa que se intente explicar a un policía es caso perdido lo cual no lleva a convalidar un acto en el que una mujer es amenazada violentamente por un hombre y la mujer extrae de entre sus ropas un arma de fuego; esto sucedió era un acto supuestamente artístico y el policía fue criticado por intervenir y detener a la mujer por intento de homicidio o algo así. El hecho fue conmocionante, impacto, creo una situación inimaginable dado que nadie pensó al ver eso que se estaba creando un hecho artístico en lugar de un posible delito mas quienes lo llevaron adelante no fueron artistas si no simples imprudentes con excesivas pretensiones, muy poca conciencia y responsabilidad sobre sus actos.
Planteo esto, vemos una situación así, como casuales espectadores actuamos y nos lanzamos sobre el tipo que agrede a la mujer o bien sobre la mujer para quitarle el arma pensando que esta por matar a su agresor y queremos frenar ese hecho para que en todo caso sea la justicia la que intervenga, luego nos enteramos que es arte. También podemos presenciar algo así, suponer que es arte y finalizar enterándonos que se trato de un acto de violencia de genero que termino tragicamente cuando la mujer viéndose acorralada por su agresor extrae un arma - la cual habría comenzado a portar movida por el terror que vivía a diario- y lo mata en defensa de su persona.
Digo de forma clara y luego del breve análisis que no toda cosa que se presenta como arte lo es aun cuando vaya aparentemente en contra de determinadas premisas pre establecidas de la sociedad y en favor de aquellas otras que hemos enumerado al comienzo, muchas de esas cosas -por ejemplo- son simples estupideces de gente que quizás no sabe pintar o se avergüenza de como lo hace.