lunes, septiembre 17, 2018

Nuestra sociedad es pajera.

Mi padre es un tipo con el que yo tengo diferencias, no obstante lo cual alguna vez me dejo alguna noción que puedo sacar a relucir.
Cuando yo era un niño mi padre me enseño a ir al baño, esto es aprender cuales son los pasos y procedimientos para hacer pis.
Esto puede parecer jocoso pero no lo es; uno aprende a mear dentro del inodoro, luego con el tiempo -unos 40 años después- aprende a que dentro del inodoro no significa sobre la tabla.
Pero lo mas importante fue una pequeña serie de consejos que tenían que ver con la higiene. Decía mi padre que debía tirar el cuerito -de forma mas certera denominado, prepucio- hacia atrás permitiendo que asome y sobresalga el glande -de forma mas ligera, la cabeza-.
La practica habitual de esto, otorgaba mayor elasticidad al prepucio evitado molestias y permitiendo una correcta higiene.
Ahora bien, una vez que se orina viene la parte de la higiene que en forma mínima y a las apuradas se centra en una breve agitación del miembro que incluye el ejercicio de permitir la aparición del glande fuera de la cobertura y protección que le otorga el prepucio; es decir, sacudirla.
Aquí el consejo de mi padre era el de evitar superar las tres "sacudidas".
Mas de tres sacudidas es paja, decía mi padre.
Esto es un concepto fundamental en la vida de una persona, sea mujer u hombre, se trate de quien se trate y en la situacion que toque. Se aplica a lo que quieras porque una cosa es una cosa, otra cosa es otra cosa.
Que si comes pizza, que si vas a misa; que si te prestas al cachondeo, que si haces justicia por mano propia.
El que se higieniza es un tipo limpio, el que se pajea es un pajero.
El que tiene hambre come, el come se alimenta y el que morfa como bestia es un cerdo.
El que esta cariñoso busca con quien quererse; quien se va de mambo aparace con el culo roto.
El que se defiende se defiende, el que asesina, asesina.
Mas de tres es paja.


miércoles, agosto 22, 2018

Tradiciones en peligro


Suele ser una tradición bastante extendida en Argentina el hecho de tener un cuchillo destinado a comer asados; algún facon, un criollo o un verijero de uso exclusivo para asados.
El problema que pone en riesgo estas tradiciones (la del asado y la del cuchillo para dicha faena) es el valor de la carne.
En cualquier momento me entero que la carne esta mas barata y con menos grasa en Chile que aquí, a pocos kilómetros de Arrecifes (desde donde parten las carnes ArreBeef que se consiguen en los supermercados trasandinos).
A los argentinos nos gusta la carne con algo de grasa pero las carnicerías, y debo suponer que los frigoríficos, han llevado este gusto al extremo mas dañino para la salud y para el bolsillo.
Carnes saturadas en grasa y de costos elevados, en cuanto te descuidas un poco, o si te da vergüenza increpar al carnicero que tiene esa cuchilla enorme y filosa en sus manos, te encajan medio kilo de grasa disimulado entre la poca carne y el resto de huesos.
Nos gustan los huesos, da un sabor especial y es parte de la gracia de los asados; un carnívoro que no muerda y rechupete los huesos es un vegetariano o es alguien muy "afrancesado" para comer asado.
Disculpen si hago alusión a imágenes que pueden llegar a ser sexies, no pretendo excitar a nadie.
Uno diría que la carne con huesos debería ser algo mas barata porque el peso del hueso quita espacio para la carne y uno, por mas que le pase la lengua a los huesos, no se los come.
Sin embargo pasa algo similar que con la grasa; saben que gustan los huesos, que la carne que rodea al hueso sabe ser mas sabrosa y por eso lo cobran mas; saben que la grasa da sabor a la carne y venden carne muy grasosa, quitan la menor cantidad posible de grasa y aprovechan los descuidos para meter pedazos "gordos".
Así entre la grasa y los huesos se dilapida la mayor parte del dinero que gastamos en carnes.
Si a lo que me salio el asado le resto las grasas y los huesos, finalmente, quizás si sea mas barato comprar carnes del otro lado de la montaña, donde la carne sale mas por ser importada de países como Argentina, Uruguay y Brasil, pero no tiene grasas ni huesos.
Alguna vez un fulano que decía estar en el rubro de los productores cárnicos me comento que los frigoríficos no le pagaban nada por las "achuras", los interiores; sin embargo los chinchulines salen cada vez mas caro llegando incluso al precio de un kilo de carne mas o menos magra. Esto es algo que no puedo confirmar, me lo cotaron y no tengo mayor razón para descreer.
Otra cosa que va en contra de las tradiciones del asado y el uso del cuchillo son los amigos del "restaurant" o del "delivery"... y las esposas, pero uno las ama igual, así y todo.

lunes, agosto 20, 2018

Industria de la mentira y guerra imperialista

por Domenico Losurdo

Solía decir Joseph Goebbels que es más fácil que la gente se trague una mentira enorme que una pequeña. Es un principio que la CIA ha venido aplicando durante los últimos años con el invento de masacres falsas que justifican guerras. El filósofo Domenico Losurdo analiza la facilidad sorprendente con que nos dejamos engañar.

Fotografía verdadera de la falsa masacre de Timisoara (Rumania)

En la historia de la industria de la mentira como parte integrante del aparato militaro-industrial del imperialismo, el año 1989 marcó un verdadero viraje. Nicolae Ceaucescu se mantiene en el poder en Rumania. ¿Cómo derrocarlo? Los medios de prensa occidentales comienzan a divulgar masivamente informaciones e imágenes del «genocidio» perpetrado en Timisoara por la policía del propio Ceaucescu.

Los cadáveres mutilados

¿Qué había pasado en realidad? Basándose en el análisis de Guy Debord sobre la «sociedad del espectáculo», un ilustre filósofo italiano, Giorgio Agamben, sintetizó magistralmente este caso:
«Por vez primera en la historia de la humanidad, cadáveres que habían sido enterrados hacía poco tiempo o que se hallaban aún en las mesas de las morgues fueron desenterrados apresuradamente y mutilados para simular ante las cámaras de televisión el genocidio destinado a legitimar un nuevo régimen. Lo que el mundo entero tenía ante sus ojos como la realidad real en las pantallas de televisión, era la absoluta anti-verdad y, aunque la falsificación era a veces evidente, fue de todas maneras autentificada como real por el sistema mediático mundial, para que quedara claro que lo real no era a partir de entonces otra cosa que un momento del movimiento necesario de lo falso. Verdad y falsedad se hacían así imposibles de distinguir una de la otra y el espectáculo se legitimaba solamente mediante el espectáculo.
Timisoara es, en ese sentido, el Auschwitz de la sociedad del espectáculo. Incluso se ha dicho que si después de Auschwitz es imposible escribir y pensar como antes, después de Timisoara ya no será posible mirar una pantalla de televisión de la misma manera.» [1]
El año 1989 es el año en que el paso de la sociedad del espectáculo al espectáculo como técnica de guerra comenzó a manifestarse a escala planetaria.
Varias semanas antes del golpe de Estado, o sea antes de la «revolución de Cinecittà» en Rumania [2], se producía en Praga –el 17 de noviembre de 1989– el triunfo de la «revolución de terciopelo» con una consigna inspirada en Gandhi: «Amor y verdad». En realidad, la difusión de la información falsa según la cual la policía había «matado brutalmente» a un estudiante desempeñaba un importante papel. Eso es lo que nos revela, 20 años más tarde y con satisfacción, «un periodista y líder de la disidencia, Jan Urban», protagonista de aquella manipulación: su «mentira» tuvo en aquel momento el mérito de suscitar la indignación de las masas y el derrumbe del régimen, ya debilitado [3].
Algo similar ocurrió en China. El 8 de abril de 1989, Hu Yaobang, secretario del Partido Comunista Chino (PCCh) hasta el mes de enero de 1987, sufre un infarto en medio de una reunión del Buró Político y muere una semana después. La multitud de la Plaza de Tiananmen vincula su deceso al enconado conflicto político que se había manifestado en el marco de aquella reunión [4]. El fallecido se convierte de cierta forma en víctima del sistema cuyo derrocamiento se desea.
En los 3 casos, el invento del crimen y su denuncia buscan suscitar la ola de indignación necesaria para favorecer el movimiento de protesta. Esa estrategia encuentra éxito en Checoslovaquia y Rumania –países donde el régimen socialista había surgido al calor del avance del Ejército Rojo– pero fracasa en la República Popular China, fruto de una gran revolución nacional y social. Y el fracaso mismo se convierte en punto de partida de una nueva guerra mediática más masiva aún, desencadenada por una superpotencia que no tolera la existencia de rivales reales o potenciales. Esa guerra mediática aún se mantiene en vigor. Pero lo cierto es que el momento que define el viraje histórico es, en primer lugar, Timisoara, «el Auschwitz de la sociedad del espectáculo».

«Dar publicidad a los bebés»
y al cormorán

Dos años después, en 1991, se producía la primera guerra del Golfo. Un periodista estadounidense tuvo el coraje de revelar cómo se desarrolló «la victoria del Pentágono sobre los medios», o sea la «colosal derrota de los medios implementada por el gobierno de Estados Unidos» [5].
En 1991, la situación no era nada fácil para el Pentágono –ni para la Casa Blanca. Había que convencer de que la guerra era necesaria a una población que aún conservaba en mente el recuerdo de Vietnam. ¿Qué hacer? Diversos subterfugios van a reducir drásticamente las posibilidades de que los periodistas hablen directamente con los soldados o de que envíen crónicas directamente desde el frente. En la medida de lo posible, todo debe ser sometido a un filtro: la fetidez de la muerte y, sobre todo, la sangre, los sufrimientos y lágrimas de la población civil no deben irrumpir en las casas de los ciudadanos de Estados Unidos –ni de los habitantes del resto del mundo– contrariamente a lo sucedido en tiempos de la guerra de Vietnam.
Pero el problema central y más difícil de resolver es otro: ¿Cómo demonizar el Irak de Sadam Husein, que años antes había ganado méritos –a los ojos de los propios Estados Unidos– al agredir el Irán nacido de la Revolución islámica y antiestadounidense de 1979 y con tendencia al proselitismo en el Medio Oriente? El proceso de demonización no habría sido difícil si la víctima [de Sadam Husein –Kuwait–] hubiese sido [un país] angelical. Pero la operación no iba a ser nada fácil. Y no sólo debido a la implacable represión reinante en Kuwait contra toda forma de oposición. Había cosas mucho peores: los peores trabajos eran para los inmigrantes, víctimas de una «esclavitud de hecho» que tenía por demás visos de sadismo. Los casos de «serbios defenestrados, quemados, cegados o asesinados a golpes» no suscitan la menor emoción [6].
¡Pero se logró! Generosa o fabulosamente pagada, una agencia publicitaria lo resuelve todo… denunciando que los soldados iraquíes les cortan las «orejas» a los kuwaitíes que se resisten. Pero el punto culminante de esta campaña estaba por venir: los invasores habían irrumpido en un hospital «sacando 312 recién nacidos de sus incubadoras y dejándolos morir de frío sobre el suelo del hospital de Kuwait» [7]. Repetida hasta el cansancio por el presidente Bush padre, reafirmada por el Congreso, avalada por la prensa más autorizada e incluso por Amnistía Internacional, esa información tan horrible, y también detallada, no podía dejar de provocar una enorme ola de indignación: Sadam Husein era el nuevo Hitler, hacerle la guerra no sólo era necesario sino además urgente y quienes se oponían o no parecían convencidos tenían que ser considerados como cómplices más o menos conscientes del nuevo Hitler. Por supuesto, esa información era una mentira cuidadosamente fabricada y divulgada. Precisamente por eso la agencia publicitaria se había ganado su dinero.
La reconstrucción de ese caso aparece en un capítulo del libro ya mencionado aquí, con un título apropiado: «Dar publicidad a los recién nacidos» [8]. La verdad es que los recién nacidos no fueron los únicos que recibieron publicidad. Al inicio de las operaciones de guerra se difundió en el mundo entero la foto de un cormorán que se ahogaba en el petróleo proveniente de los pozos que Irak había volado. ¿Verdad o manipulación? ¿Fue Sadam quien provocó la catástrofe ecológica? ¿Hay cormoranes en esa región del mundo y en esa temporada del año? La ola de indignación, autentica y cuidadosamente manipulada, arrasaba con las últimas muestras racionales de resistencia.

Fabricación de falsedades, terrorismo de la indignación y desencadenamiento de la guerra

Viajemos en el tiempo hasta la disolución, o más bien el desmembramiento de Yugoslavia. Contra Serbia, que había sido históricamente el protagonista del proceso de unificación de ese país multiétnico, se desencadenaban una tras otra –en los meses anteriores a los verdaderos bombardeos– sucesivas olas de bombardeo mediático. En agosto de 1998, dos periodistas, un estadounidense y un alemán, «reportaban la existencia de fosas comunes con 500 cadáveres de albaneses entre los cuales había 430 niños, en los alrededores de Orahovac, donde se habían producidos intensos combates. Otros diarios occidentales retomaron la noticia y le dieron gran difusión. Pero todo era falso, como demuestra una misión de observación de la Unión Europea». [9]
Pero eso no pone en crisis la fábrica de falsedades. A inicios del año 1999, los medios occidentales comenzaban a hostigar a la opinión pública internacional con fotos de cadáveres amontonados en el fondo de una fosa y a veces decapitados y mutilados. Las explicaciones y artículos que acompañaban aquellas imágenes proclamaban que eran civiles albaneses desarmados masacrados por los serbios. Pero:
«La masacre de Racak es aterradora, con mutilaciones y cabezas cortadas. Una escena ideal para suscitar la indignación de la opinión pública internacional. Pero algo parece extraño en las características de esa matanza. Habitualmente, los serbios matan sin realizar mutilaciones […] Como nos muestra la guerra de Bosnia, las denuncias de barbaries cometidas con los cuerpos, huellas de tortura, decapitaciones, son un arma de propaganda frecuentemente utilizada […] Quizás no sean los serbios sino los guerrilleros albaneses quienes mutilaron los cuerpos.» [10].
O quizás los cadáveres de las víctimas de uno de los innumerables enfrentamientos fueron objeto de un tratamiento ulterior, para dar la impresión de ejecuciones a sangre fría y de un desencadenamiento de furia bestial, atribuido de inmediato al país que la OTAN quería bombardear [11].
El montaje de Racak no era más que el punto culminante de una campaña de desinformación obstinada e implacable. Unos años antes, el bombazo del mercado de Sarajevo había permitido a la OTAN presentarse como la instancia moral suprema, que no podía tolerar que las «atrocidades» serbias quedasen impunes. Hoy en día podemos leer, incluso en el diario italiano Corriere della Sera que «fue una bomba de origen bastante dudoso lo que provocó la masacre de Sarajevo, desencadenando la intervención de la OTAN» [12]. Con ese precedente, Racak nos parece ahora una especie de reedición de Timisoara, reedición que se prolongó por varios años. Sin embargo, incluso antes de ese caso, ya se habían registrado otros éxitos. El ilustre filósofo que había denunciado en 1990 «el Auschwitz de la sociedad del espectáculo» que había tenido lugar en Timisoara, se unía 5 años más tarde al coro dominante criticando de manera maniquea «el súbito deslizamiento de las clases dirigentes ex comunistas hacia el racismo más extremo (como en Serbia, con el programa de “purificación étnica”)» [13]. Después de haber analizado con agudeza la trágica ausencia de diferenciación entre «verdad y falsedad» en el marco de la sociedad del espectáculo, Agamben acababa por confirmarla involuntariamente al acoger expeditivamente la versión (o sea la propaganda de guerra) difundida por el «sistema mediático mundial», que él mismo había designado anteriormente como fuente principal de la manipulación. Después de haber denunciado la reducción de lo «verdadero» a «un momento del necesario movimiento de lo falso», reducción implementada por la sociedad del espectáculo, Agamben se limitaba a conceder una aparencia de profundidad filosófica a ese «verdadero» reducido precisamente a «un momento del necesario movimiento de lo falso».
Por otro lado, un elemento de la guerra contra Yugoslavia nos remite, más que a Timisoara, a la primera guerra del Golfo: el papel de los public relations.
«Milosevic es un hombre esquivo, no le gusta la publicidad, no le gusta mostrarse ni hacer discursos públicos. Parece que en el momento de los primeros anuncios de la descomposición de Yugoslavia, Ruder&Finn, la compañía de relaciones públicas que trabajaba para Kuwait en 1991, fue a verlo para proponerle sus servicios. Y la pusieron de patitas en la calle. En cambio, Ruder&Finn fue contratada por Croacia, por los musulmanes de Bosnia y los albaneses de Kosovo a cambio de 17 millones de euros al año, para proteger y promocionar la imagen de los tres grupos. ¡E hizo un excelente trabajo! James Harf, director de Ruder&Finn Global Public Affairs, afirmaba […] en una entrevista: “Logramos hacer coincidir, en la opinión pública, a serbios y nazis […] Somos profesionales. Tenemos un trabajo que hacer y lo hacemos. No nos pagan por dedicarnos a la moral”» [14].
Veamos ahora la segunda guerra del Golfo. En los primeros días de febrero de 2003, el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, mostraba al Consejo de Seguridad de la ONU las imágenes de los laboratorios móviles de producción de armas químicas y biológicas que supuestamente poseía Irak. Algún tiempo después, el primer ministro británico Tony Blair reforzaba la dosis: Sadam Husein no sólo tenía esas armas sino que ya había elaborado planes para utilizarlas y podía activarlas «en 45 minutos». Y de nuevo venía el espectáculo que, más que el preludio de la guerra, constituía en sí el primer acto de guerra, con la advertencia contra un enemigo que el género humano tenía que liquidar a toda costa.
Pero el arsenal de mentiras usadas o por usar iba mucho más allá. En su empeño por «desacreditar al líder iraquí a los ojos de su propio pueblo», la CIA se proponía «divulgar en Bagdad un documento filmado donde se revelaba que Sadam era gay. El video debía mostrar al dictador iraquí en plena relación sexual con un muchacho. Tenía que dar la impresión de haber sido filmado con una cámara oculta, como si fuera una grabación clandestina». También se estudiaba «la posibilidad de interrumpir las transmisiones de la televisión iraquí con una edición extraordinaria –falsa– del noticiero de televisión en la que se anunciaría que Sadam había dimitido y que todo el poder había pasado a manos de su hijo, el temido y odiado Uday» [15].
El Mal tenía que ser denunciado y estigmatizado mientras que el Bien debía aparecer en todo su esplendor. En diciembre de 1992, los Marines estadounidenses desembarcaban en el litoral de Mogadiscio. Para decirlo con más exactitud, desembarcaban allí 2 veces, pero la repetición de la operación no se debía a dificultades militares ni de logística. Había que demostrarle al mundo que, además e incluso antes de ser una formación militar de élite, los Marines estadounidenses eran una organización benéfica y caritativa que traía esperanza y sonrisas al pueblo somalí víctima de la miseria y el hambre. La repetición del desembarco-espectáculo tenía como objetivo corregir detalles erróneos y defectos. Un periodista que fue testigo del hecho explicaba:
«Todo lo que está pasando en Somalia y lo que va a producirse en las próximas semanas es un show militaro-diplomático […] Realmente, una nueva época en la historia de la política y de la guerra comenzó en aquella extraña noche de Mogadiscio […] La “Operación Esperanza” fue la primera operación militar que no sólo se filmó en vivo para las cámaras de televisión sino que además se pensó, se construyó y se organizó como un show de televisión» [16].
Mogadiscio era la contraparte de Timisoara. Unos años después de haber puesto en escena la representación del Mal (el comunismo que al fin se desplomaba) se montaba la representación del Bien (el Imperio estadounidense que surgía del triunfo obtenido en la guerra fría). Los elementos que conforman la guerra-espectáculo y que determinan su éxito están ahora claros.


Algunos de los temas tratados en este trabajo se abordan en el último capítulo del libro Le langage de l’empire. Lexique de l’idéologie états-unienne, publicado en francés por Editions Delga, que saldrá a la venta el 13 de septiembre de 2013.
Este trabajo fue traducido al español por la Red Voltaire a partir de la versión al francés de Marie-Ange Patrizio
[1Mezzi senza fine. Note sulla politica, por Giorgio Agamben, Bollati Boringhieri, Turín, 1996, p. 67, y citado en Le langage de l’Empire. Lexique de l’idéologie états-unienne, por Domenico Losurdo, Delga, París, 2013, p. 313.
[2La fine delle democrazie popolari. L’Europa orientale dopo la rivoluzione del 1989, por François Fejto, Mondadori, Milan, 1994, p. 263.
[3] «A rumor that set off the Velvet Revolution», por Dan Bilefsky, in International Herald Tribune del 18 del noviembre de 2009, pp. 1 e 4., citado en Losurdo 2013, p. 313.
[4La Chine, por Jean-Luc Domenach y Philippe Richer, Seuil, París. 1995, p. 550.
[5Second Front. Censorship and Propaganda in the Gulf War, por John R. Macarthur, Hill and Wang, Nueva York, 1992, p. 208 et 22.
[6] Macarthur 1992, p. 44-45.
[7] Macarthur 1992, p. 54.
[8Selling Babies.
[9] «La via verso la guerra», por Roberto Morozzo Della Rocca, in suplemento del n. 1 (Quaderni Speciali) de Limes. Rivista Italiana di Geopolitica, 1999, pp. 11-26.
[10Morozzo della Rocca, 1999, p. 24, y citado en Losurdo 2013, p. 314.
[11Racak. De l’utilité des massacres, tomo II, por Fréderic Saillot, L’Harmattan, París, 2010, p. 11-18.
[12] «Le vittime e il potere atroce delle immagini», por Franco Venturini, in Corriere della Sera del 22 de agosto de 2013, pp. 1 et 11.
[13] Agamben 1995, p. 134-35.
[14] «Milosevic visto da vicino», por Jean Toschi Marazzani Visconti, Suplemento del n. 1 (Quaderni Speciali) de Limes. Rivista Italiana di Geopolitica, 1999, pp. 27- 34.
[15] «La Cia girò un video gay per far cadere Saddam», por Enrico Franceschini, en La Repubblica, 28 de mayo de 2010, p. 23.
[16] «Quello sbarco da farsa sotto i riflettori TV», por Vittorio Zucconi, en La Repubblica del 10 de diciembre de 1992.


http://www.voltairenet.org/article180225.html

Galeano y la "matanza" de Timisoara

Eduardo Galeano utilizó en su libro "Patas Arriba. El mundo al revés", el ejemplo de la condena a muerte de Ceausescu como muestra de la manipulación informativa. Al presidente rumano se le acuso, como justificación del golpe de estado de diciembre de 1989, de una matanza de Timisoara que no existió, aunque si existieron combates callejeros entre manifestantes y policia.
La acusación de genocidio y la ejecucion del matrimonio fue decidida principalmente por el ejercito, cuyos generales dirigieron el golpe de estado bajo las ordenes de Moscu y Washington, y se quitaron de encima al incómodo personaje, que sabia demasiado, y tenia todavia mucho apoyo entre la ciudadania rumana (Rumania fue el unico pais del este socialista en el que se instauro el socialismo con resistencia de parte de la poblacion y de los miembros de las milicias), con el fin de poder llevar a cabo la destrucción del pais sin demasiados problemas (para los dirigentes y nuevos capitalistas, porque para los trabajadores en 1990 comenzaron los verdaderos problemas).
Pero esta acusacion, como escribe Galeano, fue solo una puesta en escena, similar a las que se construyeron para acabar con el poder o la vida de otros "dictadores" cuyo mayor delito fue no seguir las reglas impuestas desde Wall Street y sus normas economicas.
Rumania habia terminado de pagar la deuda externa pocos meses antes del golpe de estado. Rumania habia demostrado que un pais podia librarse de la condena de la deuda exterior, y empezar a actuar con libertad, algo que jamas le perdonaron los que pretendian convertir el pais en una colonia, y que planificaron todo el proceso postgolpista de destruccion industrial y privatizacion de recursos economicos para poner en las manos de las elites nacionales e internacionales la riqueza del pueblo rumano.
El caso de Timisoara, donde se desenterraron muertos de los cementerios para hacerlos pasar por victimas de la represion "dictatorial" fue la gota que colmo el vaso para, aprovechando las circunstancias de caida del socialismo en los paises vecinos, "meter mano" e "hincar diente" en las propiedades del pueblo rumano, para volver a llevar al poder a la burguesia, a las oligarquias, y convertir a Rumania en un satelite del imperio capitalista, en una colonia, en un pais vacio, pobre, surtidor de mano de obra barata, prostitucion, y recursos naturales de libre explotacion.
El periodista uruguayo utilizo la manipulacion que justifico la anatemizacion de los Ceausescu, el poco antes "gran amigo de occidente", y llevo a que su ejecucion, como la de Sadam Hussein mas tarde, se entendiera como "la muerte de un dictador" (aunque la mayoria de los que asi lo entendieron y aplaudieron viven bajo la cruel y criminal dictadura del capital, la mas destructiva e inhumana de la historia, la que mas pobreza, sed, desigualdad, explotacion y muerte ha provocado).
Por otro lado, Jose Maria Alvarez en su blog dice hoy que asesinaron a Ceausescu (por cierto en un crimen todavia no juzgado) para que Rumania no pagara su deuda externa. Aunque en el sentido tiene toda la razon, se equivoca solo en que Rumania ya habia pagado toda su deuda, en el mes de abril de 1989. Esa libertad de un pais soberano, sin dependencias de ninguna potencia o intereses supranacionales, era insoportable para las grandes potencias, entre otras razones también por el ejemplo que podria suponer para el resto de paises en desarrollo, campo reservado para la reparticion entre los buitres del capitalismo.
Tambien acierta, esta vez de pleno, Jose Maria Alvarez cuando describe en lo que se ha convertido Rumania: "Actualmente el país balcánico es un cenagal, lleno de mafiosos amparados por una supuesta democracia, algo parecido a lo que vemos todos los días (corruptelas, mafias adineradas, medidas económicas ejecutadas por un Parlamento que no representa a nadie, etcétera, etcétera.) en el régimen de la familia de los Borbones".
A continuación, el breve pero, como todos los suyos, contundente texto de Eduardo Galeano, que titula La Era de la Informacion, porque se trata del mundo al reves, en el que la mentira se convierte en verdad, la democracia en dictadura, y viceversa. Un ejemplo de como el capitalismo se construye, ademas de sobre cadaveres, sobre mentiras.

La Era de la Información

En vísperas de la Navidad del 89, pudimos todos contemplar el más horrendo testimonio de las matanzas de Nicolae Ceausescu en Rumania.
Este déspota delirante, que se hacía llamar El Danubio Azul del Socialismo, había liquidado a cuatro mil disidentes en la ciudad de Timisoara. Vimos muchos de esos cadáveres, gracias a la difusión mundial de la televisión y gracias al buen trabajo de las agencias internacionales que nutren de imágenes a los diarios y a las revistas. Las hileras de muertos, deformados por la tortura, estremecieron al mundo.
Después, algunos diarios publicaron la rectificación, que pocos leyeron: la matanza de Timisoara había ocurrido pero había cobrado un centenar de víctimas, incluyendo a los policías de la dictadura, y aquellas imágenes espeluznantes no habían sido más que una puesta en escena.
Los cadáveres no tenían nada que ver con esa historia, y no habían sido deformados por la tortura, sino por el paso del tiempo: los fabricantes de noticias los habían desenterrado de un cementerio y los habían puesto a posar ante las cámaras.

Para descargar el libro de Galeano, "Patas Arriba. La escuela del mundo al reves" 
 
Occidente impidió, con un magnicidio, que Rumanía saldara su deuda externa 

De Ceaucescu al Facebook

Por Rubén Weinsteiner para Adnmundo


En los últimos 30 años tuvieron lugar dos cambios dramáticos de paradigmas en el territorio de la comunicación, que imponen modificaciones en el mapa, sin los cuales los que intenten mapa en mano recorrer el territorio modificado, se golpearán duramente contra las nuevas construcciones. 
En el año 89 tuvo lugar en Rumania, la primera revolución televisada en directo de la historia. Tanto los opositores a Ceaucescu, como sus partidarios y los miembros de la Securitate, tomaban estaciones de radio y canales de televisión, desde donde articulaban el relato del momento. Desde los revolucionarios haciéndole un agujero en el medio a la bandera, sacándole el emblema comunista, el juicio de campo al presidente y su esposa, y hasta el golpe de knock out que puso fin a la resistencia, que fue mostrar los cuerpos sin vida de Nicolae y Elena Ceausescu tirados en un camino de tierra, todo se vio por Televisión.
En agosto del 90, Irak invade Kuwait y en enero del 91, Los EE.UU atacan y con la experiencia de Vietnam, donde las imágenes televisadas de las muertes y los muertos definieron el conflicto y forzaron la retirada, producen esta vez una guerra televisada, pero con el guión en la mano, no dejando ver ni muertos ni heridos, tan solo recreaciones con la gráfica de los video juegos, que presentan el relato del Ejército de los EE.UU, una guerra sin víctimas, errores ni daños colaterales, donde la realidad se constituyó en aquello que se televisó, rendiciones de soldados iraquíes, animaciones sobre misiles y movimientos de tropas, soldados jugando con chicos Kuwaitíes y los personajes claro está: Bush, Saddam, Shwartzkopf, el locutor de la TV Iraquí, para finalmente llegar al The end, con la rendición de Saddam, el discurso de Bush y el desfile de la victoria por las calles de New York.
Estos acontecimientos estaban enmarcados en la explosión mundial del cable, la mundialización de la TV incluso tras la ex cortina de hierro, y en lo que se dio en llamar, a partir del salto cualitativo en las comunicaciones, y de la uniformidad de contenidos en todo el mundo, la aldea global.
A partir allí en el mundo y en la Argentina, plazas como las del 83 ya no se vieron, lo que pasaba, era lo que se veía en la pantalla, los candidatos comenzaron a cerrar sus campañas por TV, en espacios de propaganda política, en programas periodísticos o en shows de alto rating como Tinelli.
Los 90 se sumergieron en el paradigma de la pantalla unidireccional, donde el sujeto siempre estaba del otro lado de la misma, y le resultaba muy difícil al que estaba de este lado, del lado del televidente, escapar del rol de objeto para pasar a ser sujeto aunque sea un instante.
Todo pasó a ser televisado, para los políticos ser , se convirtió en aparecer, y para el público ser , se transformó en parecerse. Todos querían tener un programa de cable o 15 minutos de fama aun al costo de hacer el ridículo. Para la construcción del discurso había cambiado la herramienta, pero no la polaridad, en lugar hablarle a las plazas o de caminar incesantemente por los pueblos, los candidatos, le hablaban a las cámaras y caminaban entre los canales. Pero se le seguía hablando a un mudo y la imagen se constituía en el todo, el proyecto político y el relato eran accesorios y el receptor seguía siendo un consumidor.
La preeminencia del factor proyecto- idea, por sobre la imagen sin proyecto, era un dato en los sesenta y setenta, e hizo fracasar a aquellos candidatos que invertían fortunas en la televisión, como Chamizo y Ezequiel Martínez. En los noventas el nuevo paradigma cambió las reglas, seguramente con este paradigma a Chamizo le hubiese ido mejor, como le fue a De Narváez en 2009.
Estamos en este momento en una etapa de transición, ya que el paradigma volvió a cambiar en 2001, allí se produce la explosión de la sociedad civil, no solo en Argentina sino a nivel global, la gente busca protagonismo, quiere que se la escuche y se hace escuchar. El “que se vayan todos” en Argentina, reflejaba la bronca, no solo contra el corralito y la pobre calidad de la corporación política, sino que era un grito pidiendo lugar, para dejar de ser objeto y poder transformarse en sujeto.
Mientras tanto explota la burbuja de Internet, llena de negocios que no lo fueron, como la venta del portal Patagon.com, por casi 1000 millones de dólares en Argentina, que luego desapareció sin dar ni un centavo de ganancia. La Web 1.0, la Web unidireccional, donde la pantalla les hablaba a los navegantes fracasó, ya que no era negocio y con ella explotó el Nasdaq en 2001. La gente se hizo cargo del negocio de la Web y esta se hizo 2.0., una web interactiva, donde cualquiera puede tener un blog o comunicar a través de las redes sociales ideas, para discutirlas, instalar con ellas agenda, y hasta tocar vacas sagradas y ser políticamente incorrecto.
En la Web 2.0 el “boca a boca” del café incluye a miles y puede llegar a millones,si cada uno tiene por lo menos cien contactos y cada uno de esos cien tiene otros cien, cualquier información, idea o hasta un link de you tube vía e-mail llega a 10.000 personas en dos minutos. Lo que se dice en esos “boca a boca” queda para siempre en Google, al alcance de todos.
Así como la imprenta representó un cambio dramático y revolucionario, ya que antes de Gutenberg se escribía poco y era muy caro hacerlo, siendo pocos los que sabían leer, con la Web 2.0 son muchos los que escriben además de leer y nunca publicar un medio fue tan barato, alcanza con tener una computadora y una conexión de Internet.
En este cambio de paradigma la imagen sin proyecto, sin ideas y sin relato no puede sostenerse, ya que no se puede esgrimir indefinidamente una foto vacía de ideas y proyecto, por mas sonriente y fotoshopeada que este, ante el reclamo desatado de respuestas, propuestas, ideas, contenidos y diálogo continuo como se da en la Web 2.0.
El 30 % del electorado en la Argentina tiene en 2010 menos de 30 años, son nativos digitales en su mayoría, para ellos “en Google esta todo”, los que nacieron en los noventa nunca vivieron sin internet, pasan 4 horas del día en la Web, frente al monitor, la notebook o navegan desde el celular. A la TV la miran en You Tube mientras abren una ventana para leer los diarios, otra para el Facebook, otra para el Flickr, twitter, el chat y chequear los e-mails. Para este grupo la TV es aburrida, no los deja interactuar y no permite plasmar su dinámica multi-tasking. Estos jóvenes desarrollaron un grado de cognitividad superior a los de la generaciones que crecieron en los 50, 60 o 70, que les impone la decodificación de series como Lost, Los Soprano o Lie to me, cuando aquellas generaciones se medían con la linealidad de Chips, El Santo o Ladrón sin destino.
El brodcasting, donde el emisor es el sujeto y programa y el público inmóvil solo objeto, dejó lugar al pullcasting, donde el receptor-emisor “tira” y produce su propia programación.
La web 2.0 le marca la agenda a los grandes medios, las radios ya no leen los diarios, leen la Web, es que el diario de la mañana queda viejo a las 11, y al otro día sirve para envolver huevos, lo escrito en la Web queda para siempre y esta a Google de cualquiera.
En la Web 2.0 se puede hablar con todos y llegar a cada uno en particular. Una de las fortalezas del nuevo paradigma 2.0, es la segmentación. Mientras que en los ochentas Michael Jackson o Madonna vendían millones de discos, hoy en la era 2.0, nadie vende millones, porque a través de este nuevo paradigma, la uniformidad deja paso a la diversidad, hoy son decenas o centenas de miles los artistas que pueden dar a conocer su arte, y son cientos de millones los que pueden tener acceso a conocerlos, esta larga cola de la economía llego a su fin, hoy son muchos los que venden mucho, por eso hay que “taylorizar” las propuestas para poder llegar a segmentos diferentes y “conversar” con ellos, proponerles y escucharlos.
En la Web 2.0 la gente se organiza, discute, cambia de ideas y pasa de consumidor a prosumidor, es decir un productor y consumidor de información, no solo publicando noticias sino como en el sitio del partido laborista británico, donde la gente propone ideas, proyectos de ley, objeta medidas y allí David Miliband, el ex Canciller británico y hoy candidato laborista, importante dirigente del laborismo, modera la pagina y se compromete a llevar al parlamento las ideas más votadas en el sitio 2.0 del Labour.
Todos nos estamos sumando a esta inteligencia colectiva, cuando conocemos a alguien lo googleamos, cuando buscamos cambiar el auto entramos a los foros, cuando nos entró un virus, buscamos a ver que dicen otros a quienes les pasó algo parecido, cuando tenemos alguna mala experiencia con algún producto o servicio podemos testimoniarlo en la Web, cuando queremos opinar sobre una noticia posteamos un comentario, y los más comprometidos, abren un blog, están en Facebook y habitan literalmente la Web 2.0
Esta inteligencia colectiva produce un salto cualitativo enorme en materia de propuestas políticas, debate y demanda de transparencia e institucionalidad, tanto en la campaña 2.0 como en la gestión 2.0. El concepto clásico de campaña de construcción y gestión de imagen, está dejando paso a la idea de comunicación permanente.


Rubén Weinsteiner
http://www.weinsteiner.com.ar/2013/12/de-ceaucescu-al-facebook.html

Mitos sobre la pobreza

Por Bernardo Kliksberg (*)

La pobreza es tema central en el discurso político latinoamericano. Todos dicen estar preocupados por ella, y prometen dedicarle la mayor atención. Sin embargo, a pesar de ser un Continente de excepcional potencial económico las cifras son alarmantes. Hay varios mitos, muy difundidos que deberían ser superados para poder mejorarla a fondo y de modo sostenible.

1. La pobreza desaparece cuando hay crecimiento económico
Es fundamental hacer todo lo posible para que la economía crezca. Pero en América Latina que es muy desigual ello no se revierte automáticamente en mejora de la pobreza. En los tres años anteriores mientras crecía fuerte el Producto Bruto regional (4.7%), seguían aumentando la desnutrición, la mortalidad materna, y la deserción escolar. El crecimiento es una condición imprescindible pero no suficiente, debe haber políticas que garanticen alimentación, educación, y salud, y abran oportunidades reales de trabajo.

2. La pobreza es un problema importante, pero hay otros
La pobreza debería ser lo primero, porque no es neutra, mata y enferma. Mueren en la región 23.000 madres por año al dar a luz, y 30 niños de cada 1000 no llegan a los 5 años por ella. La pobreza tiene una característica: sus efectos destructivos no son reversibles después.

3. La pobreza es un tema económico
Para los pobres es mucho más. Cuando se les pregunta en las encuestas que es lo que más les duele de la pobreza, contestan que “la mirada de desprecio” de los demás. Sienten que por ser pobres son percibidos como subpersonas, inferiores, y con frecuencia tratados como tales. Ser pobre en sociedades como muchas de las latinoamericanas, no es un mero status económico desfavorecido, es un “estigma”. Funcionan discriminaciones activas, desde cruzar a la vereda de enfrente ante un pobre, hasta las marcadas segregaciones residenciales.

4. La culpa de la pobreza la tienen los pobres
Con frecuencia se escucha: “sino fueran indolentes no serían pobres”, “mientras nosotros nos esforzamos ellos se alcoholizan”, “no les interesa ir a la escuela”. Los razonamientos son insostenibles. Hay 190 millones de pobres en América Latina, una de cada tres personas. Obviamente que no es una elección personal, detrás de esta enorme cifra, hay malas políticas, y falta de solidaridad, que los arrojaron en la pobreza. Así lo dicen todos los estudios existentes. Echarles la culpa es una racionalización para no enfrentar las causas reales.

5. La pobreza es una maldición ancestral. Siempre habrá pobres
En Noruega, Finlandia, y Suecia no los hay. Hubo para ello políticas activas creadoras de derechos para todos, inclusión, e igualdad. En la Biblia los profetas de Israel pioneros de la justicia social, dicen al pueblo: “no habrá pobres entre vosotros”. Están diciendo, la divinidad ha entregado un universo infinitamente rico, que no haya pobres, depende de Uds., de cómo organicen su sociedad.

Frente a la crisis que amenaza aumentar fuertemente la pobreza en la región, urge terminar con los mitos, y las excusas, y hacer consono el discurso con la acción.


(*) Presidente de la Red Iberoamericana de Universidades por la Responsabilidad Social Corporativa, integrada por 120 Universidades de la región y España.




http://www.weinsteiner.com.ar/2013/12/mitos-sobre-la-pobreza.html

domingo, agosto 19, 2018

Me compre unos lienzos amplios

Me compre, hace unos meses ya, unos lienzos amplios. Me fui a un boliche de la avenida de Mayo y me compre un pantalón de no se que tipo de tela pero con onda deportivo, con tiritas que imitan el Adidas, con logito que imitan al Adidas y una inscripción que dice Adidas pero que no es Adidas.
Es de un negocio que vende barato en comparacion con otros comercios pero que sigue siendo caro,como todo lo que uno compra por aqui donde precio, calidad y ese tipo de cosas, nunca van de la mano.
Pero lo vi barato y me dije "me lo voy a comprar para andar de entrecasa", asi que me lo compre. Me lo compre por el precio, no por el talle, que a ojo no me daba cuenta cuan grande o chico me quedaba y no tengo ni palida idea de mis talles.
Me lo lleve, me lo puse y recai en las cuentas de que es mas amplio de lo que yo creia, meto dos gambas y medias en cada pierna. El largo, yo decia, es lo de menos porque "me lo enrollo", pero ahora no me lo enrollo nada porque va bien asi aunque sea mas largo, trae elastico debajo y se ajusta con un "cosito".
En todo caso se puede decir que queda "bombachado".
Es comodo de estar y dista mucho de los mamarrachos esos que se usan ahora que vienen con las patas aflautadas y una bolsa en la zona del traste que son una ridiculez espantosa y parece que uno lleva el culo muy caido o que se ha cagado encima.
Basicamente, el tolompa es de algun talle mas, dos, tres talles, ponele, no se, pero es mas grade y es comodo.
Las medias se las compre al pibe que vende en la calle, no de caritativo, sino porque el chabon es buen insistidor (en un dia me ofrecio medias en tres oportunidades, me lo cruce tres dias seguidos;le compre en otro momento, esas ofrecidas se las rechace todas).
Me faltan los solcilloncas que, obviamente, no uso en casa. Mira si me voy a comprar lienzos amplios para andar apretujandome con ropa interior!. Salí de acá, haceme el favor!.

viernes, agosto 10, 2018

Rebelion en la Granja (Animal Farm)

Rebelión en la granja es un libro de George Orwel (Erich Blair) del año 1945 cuyo titulo real es Animal Farm.
Cuenta la historia de una granja en la que los animales que allí habitan llevan adelante una revolución echando a los humanos de la granja y tomando ellos el poder.
El nuevo gobierno en la granja termina corrompiéndose y transformándose en una tiranía con vicios tanto peores como los que dieron lugar a la revolución inicial.
Con esta novela, Orwel, critica los caminos tomados por la revolución rusa en tiempos de Stalin.
Los personajes de la obra se identifican claramente con personajes de la historia de la revolución, así tenemos que:
  • El Sr. Jones representa al Zar Nicolás II de Rusia.
  • Mayor representaría a Marx y a Lenin (Vladimir Ilich Ulianov). Es el ideólogo de la revolución y esta se lleva a cabo luego de su fallecimiento. Su aparición se da al comienzo de la obra y por un periodo breve en el cual da su discurso que sirve como base para la futura revolución pero no participa en ella dado que fallece antes, a diferencia de Lenin que –como sabemos- participa activamente en la toma del poder.
  • Napoleón representa a Stalin (Yósif Vissariónovich Dzhugashvili) que tras la muerte de Lenin, en la obra seria tras la muerte de Mayor, toma las riendas de la revolución. A Napoleón le importa su crecimiento personal y el de los suyos y olvida a los demás animales, restringe las libertades y ejerce un fuerte poder utilizando el terror y la manipulación de los hechos.
  • Snowball representa a Trotsky (Lev Davídovich Bronstein), que se desempeño como jefe militar y y se transformo en un férreo opositor a Stalin. Esta posición opositora le valió a Trotsky ser perseguido por el Estalinismo hasta que se le dio muerte en Méjico. De la misma forma Snowball es acusado de traidor y es perseguido por los perros entrenados de Napoleón que le dan muerte. Los demás animales desconocen que Snowball ha muerto y se utiliza su imagen para como depositaria de falsas acusaciones conspirativas, Snowball pasa a ser el responsable de todos los traspiés y hechos que perjudican a la granja.Por otro lado, Napoleón se apodera de las idea de Snowball y las muestra como suyas.
  • Boxer, el caballo, representa al proletariado que trabaja a sol y a sombra convencido de que esa es su tarea en la revolución.
  • Las ovejas son el campesinado, analfabeto y sin una opinión crítica frente al régimen.
  • Moses, el cuervo amaestrado, es la Iglesia Ortodoxa. Moses recibe un buen trato por parte de los humanos por su tarea de aplacamiento...
  • El burro Benjamín representa a la clase intelectual, quienes son conscientes de las manipulaciones pero no toman cartas en el asunto, limitándose a observar sin intervenir.
  • Los perros representan la policía secreta y su brutalidad.


Un resumen de la historia

El libro cuenta la historia de una granja en la que los animales que allí habitan llevan adelante una revolución echando a los humanos de la granja y tomando ellos el poder.
La historia comienza con el chancho Mayor que, viéndose ya cerca de morir, decide reunir a los animales para decirles sus últimas palabras.
Mayor les enseña una vieja canción que había escuchado de niño, una canción que hablaba de animales libres, de una época en que y ano debían trabajar para los humanos, donde no pasarían hambre, ni frió, una época en que todos los animales fueran iguales, con los mismos derechos y donde el fruto de su trabajo les seria propio, una época donde si había abundancia seria para todos y si había carencias, pues, también seria para todos. Les hablo de su sueño de libertad y les explico que ya estaba por morir pero que quería dejarles aquella historia para que no la olviden y para que los inspire, la revolución podía ser dentro de poco o quizás ellos nunca llegarían a verla pero debían tener presentes esos ideales si querían que alguna vez los animales fuesen libres y puedan romper del yugo opresor de los humanos.
Al poco tiempo Mayor muere.
En la granja los animales pasaban hambre frió, trabajaban mucho, no tenían descanso y eran mal tratados por el señor Jones, el dueño de la granja.
Los animales estaban muy motivados por las palabras de Mayor, cantaban la canción que les había enseñado antes de fallecer y muy molestos por su situación. En la granja suceden una serie de echos que vendrían a sumarse al descontento habitual de los animales. El Sr. Jones se estaba dedicando cada vez mas a beber alcohol en demasía y a descuidar su trabaja en la granja, sus empleados aprovechaban esta circunstancias para haraganear, nadie recordaba alimentar a los animales y atenderlos.
Estos hechos favorecieron una revuelta que devino en la toma del poder de la granja por parte de los animales, el Sr. Jones y sus empelados fueron echados por los animales. La revolución, casi sin querer, era una realidad.
La "Granja Manor" paso a llamarse "Granja Animal".
Aquí toman mucha importancia dos chanchos llamados Snowball (bola de nieve) y Napoleón. Estos dos cerdos eran de los animales mas inteligentes de la granja y por tanto comienzan a destacarse y a tomar un papel de importancia en la organización de la granja.
Los animales comienzan a aprender el abecedario pero no logran avanzar mucho, algunos apenas pasan de la A o la B y cuando logran aprender la C, olvidaban la A y la B.
Boxer, un caballo joven y fuerte, aprende hasta la letra D y su sueño seria poder aprender el resto de las letras. Una vez logro memorizar algunas cuatro o cinco letras mas pero se dio cuenta que olvidaba las primeras que había aprendido así que se conformo con las primeras cuatro o cinco letras primeras del abecedario y se dedico al trabajo físico que era donde mas se destacaba. Boxer fue un gran trabajador en la granja, un gran camarada y ante todo, fiel a la revolución animal y a sus lideres.
Mollie era una yegua algo pituca, medio fifi, acostumbrada a ciertas "lujos" o "mimos" a los que daba prioridad como por ejemplo poder lucir unas cintas roja o poder lamer terrones de azúcar, y claro esta, a trabajar poco. Finalmente- permítanme adelantarme en la historia- Mollie abandona la granja y se va con los humanos donde tiraría de un carro y luciría sus tan queridas cintas rojas y lamería azúcar.
Los animales comienzan a organizase en la granja y comienzan a resumir las aspiraciones de la revolución y las convicciones que les había trasmitido el viejo Mayor en diez mandamientos de los cuales, aseguraban, no deberían alejarse para no contaminar la revolución y el espíritu de libertad y equidad que los movía. Dichos mandamientos fueron escritos en la pared del establo, a la vista de todos, con grandes letras blancas. Todos los animales debieron aprender esos mandamientos y juraron respetarlos.
Sucedió que la granja sufrió un intento de toma por parte de los humanos pero los animales lucharon duro y evitaron que los derroten, allí Snowball resulto herido pero lucho heroicamente y le valió un reconocimiento. Boxer también fue un gran y destacado luchador.
Napoleón y Snowball eran los grandes pensadores de la revolución, grandes estrategas y organizadores.
Se estableció un día para conmemorar la batalla ganada en el establo de las vacas y también para recordar al Mayor, el mentor de la revolución. Se hacían asambleas donde se explicaba y debatía lo que se haría y todos tenían vos y voto, pero siempre se destacaban los chanchos por ser ellos los de mas luces.
La granja creció mucho con la labor de todos, había alimento abundante y comenzaron los planes de Snowball para la siguiente temporada. Quería construir y un molino para poder facilitar el trabajo, incluso soñaba con generar luz eléctrica en la granja.
Ya a estas alturas, cuando Snowball decía blanco, Napoleón decía negro y viceversa.
A estas alturas en la granja había nuevos integrantes, es mas Napoleón tomo a su cargo la educación de unos cachorritos a los que aparto del resto de los animales para educarlos y dedico mucho tiempo en ello, tanto tiempo pasaban alejados los perritos del resto de los animales que llego un momento en que los demás animales no los recordaban.
Snowball pasaba muco tiempo estudiando y haciendo planos para su proyecto.
Había mucho trabajo en la granja, mucho por hacer y se debía votar si se apoyaba la idea de Snowball de construir el molino o bien apoyar las ideas de Napoleón que tendían a continuar con las labores habituales e ir almacenando provisiones para mas adelante.
Snowball explico su proyecto y sus ventajas. Muchos estaban de acuerdo con él, otros dudaban y otros tantos apoyaban las nociones de Napoleón. Era tan complejo el asunto que deciden llamar a elecciones, cada candidato podría explicar las bondades de sus proyectos y llegaría un día en el que votarían uno de los dos proyectos.
Un día los dos candidatos dieron sus discursos, en un momento en que Snowball tenia la atención de los animales aparecen dos grandes perros que intentan agredir a Snowball que huye despavorido frente a los feroces canes.
Los bravos perros eran aquellos cachorritos que Napoleón había tomado bajo su tutela con la excusa de educarlos.
De esta forma Napoleón saca de escena a Snowball al que nunca mas volvían a ver y toma el poder en la granja.
Dice defender la revolución, dice que Snowball era un traidor que estaba en complot con los humanos, que lo había descubierto y decía tener pruebas.
Las pruebas nunca llegaban al conocimiento del resto de los animales, los intentos de planteos respecto de esos temas eran acallados por los perros que hacían temblar a todos los animales.
Otro cerdo llamado Squealer era el vocero de Napoleón, desde siempre se había caracterizado por saber llevar al resto de los animales las explicaciones de lo que sucedía.
Todo giraba en torno a la traición de Snowball, la posible vuelta de los humanos y se solían leer largas listas donde figuraban los progresos de la revolución animal.
A medida que pasaba el tiempo Napoleón y su sequito comenzaba a permitirse algunos lujos que estaban vedados a otros animales, primero fueron las manzanas maduras, se decía que eran muy útiles para los cerdos porque les daba vitaminas importantes para la labor intelectual que debían desarrollar. Luego pasaron a vivir en la casa que tiempo atrás perteneció a Jones y que habían decidido de común acuerdo, quedaría como museo, para recordar como era la vida antes de la revolución.
De vez en cuando boxer u otro personaje como Benjamín notaban lo que serian aparentes violaciones a los mandamientos que constituían el "Animalismo". Como no recordaban exactamente las palabras de los mandamientos acudían a la pared donde estaban escritos y notaban que no era como ellos pensaban. Si ellos creían recordar que "ningún animal dormiría jamás en una cama" encontraban que "ningún animal dormiría jamás en camas con sabanas".
Eran épocas duras en la granja, muchas cosas habían salido mal supuestamente por culpa de Snowball que se introducía en la noche aprovechando la oscuridad y saboteaba el trabajo de los animales, si faltaba alimento era porque Snowball lo robaba, si hacia frió era culpa de Snowball y así con todo lo que sucedía.
Los días de reunión y de debate fueron cada vez menos, todo se resumía en trabajar y trabajar, los alimentos eran menos nadie se daba cuenta o en todo caso siempre había un buena excusa, había también perros que gruñían, fantasmas de nombre Jones y Snowball y falsos recuerdos de un pasado que todos recordaban parcialmente y que "el camarada Napoleón" o "el Líder, camarada Napoleón" y su sequito explicaban con mayor o menor detalle según la necesidad y donde algún avispado podía llegar anotar cierta diferencia con lo que el mismo recordaba.
Un día Napoleón impulsa el viejo proyecto del molino de Snowball pero dijo que en relaidad el siempre estuvo a favor del proyecto, su negativa no era cierta y era un invento de Snowball. Luego dijo que fue su idea pero que Snowball se la robo.
También se anuncio que se comerciaría con los humanos para conseguir dinero extra para la construcción y maquinarias.
Esto no gusto porque venia a contradecir al Animalismo pero fue aceptado y además las normas del animalismo fueron cambiando con el tiempo según las necesidades de Napoleón sin que nadie fuera capaz de advertirlo o de hacer algo.
La construcción del molino fue muy dura pero lo estaban logrando cuando el molino del que estaban tan orgullosos se derrumba. Lógicamente la culpa fue de Snowball, pero se animo a los animales para que construyan otro.
Entre las cosas que sucedían en la granja, hubo un hecho muy importante, Napoleón mando a ejecutar a algunos animales a los que acuso de estar en acuerdo con Snowball y los humanos, fueron torturados hasta que "dijeron la verdad", luego de eso algunos animales creyeron estar en una actitud similar, algunos decían haber soñado con Snowball que los incitaba a levantarse contra el régimen de la Granja animal, un pato dijo haber guardado maíz que solo el comía. A todos ellos mataron los perros de Napoleón y fue suficiente como para que todo el mundo este atemorizado y sin ganas de andar cuestionando absolutamente nada.
Las palomas mensajeras traian noticias que involucraban cada ves mas a Snowball en procesos contra revolucionarios. Claro, los dichos sobre Snowball eran muchas pero las certezas pocas, nunca ninguno había visto prueba alguna de las cosas que se le endilgaban al pobre de Snowball y ningún había salido jamás de la granja así que tampoco pudieron, jamás, verlo con los humanos.
Se dedicaron, entonces, a construir nuevamente el molino, Napoleón negociaba con los humanos y hacia correr noticias sobre posibles invasiones, decía quienes eran los enemigos mas peligrosos y cambiaba los mandamientos según sus necesidades sin que nadie lo percibiese o infundiendo el terror necesario como para que nadie dijese nada. Abolió la vieja canción que les había enseñado Mayor y paso a ser él el protagonista de todas las grandes hazañas de la revolución. Ya nadie recordaba como era la vida antes de la revolución y nadie tenia claro lo que sucedió luego de la evolución. Napoleón manejaba la historia y la cotaba como quería.
El molino finalmente se reconstruyo, esta vez era mas fuerte, las paredes eran el doble de anchas y era imposible de derrumbar sin explosivos. La granja se revitalizo pero los animales no acusaron mayores recibos de los logros, se vendió gran parte de lo que se produjo.
Uno de los negocios de Napoleón parece que salio mal, los humanos le habrían pagado con dinero falso.
La bronca de Napoleón era enorme, encima de males reciben una invasión humana que logran meterse en la granja y hacer volar el molino que tanto esfuerzo y tiempo les llevo reconstruir.
Boxer ya estaba viejo, no tenia la fuerza del principio pero puso sus ultimas fuerzas en facilitar las labores de una nueva reconstrucción antes de retirarse del trabajo debido a su edad.
Dejo sus ultimas fuerzas en ello y cayo débil en un barranco. Fue auxiliado pero se encontraba muy mal.
Napoleón dijo que había pactado con los humanos para que Boxer sea atendido en una clínica veterinaria donde podrían mejorar su salud.
Un día entro a la granja un furgón con raras inscripciones, venían a buscar al viejo Boxer. Muriel interpreta las inscripciones y se da cuenta que se trata de un coche del matadero. Es decir se da cuenta de que habían vendido al viejo Boxer para que sea descuartizado.
Squealer debió explicarles que se habían confundido, el furgón no era del matadero. La clínica había adquirido recientemente el furgón, o habían comprado al matadero y no habían hecho tiempo de quitar las viejas inscripciones, dijo también que el viejo Boxer estaba siendo cuidado mucho mejor que en la Granja.
Al poco tiempo debió anunciar que Boxer había fallecido y sus ultimas palabras fueron de aliento a la revolución y de reverencias al camarada Napoleón.
Muchas cosas habían cambiado en la granja de Jones, de los que habían participado en la revolución quedaban muy pocos y ni siquiera ellos que habían sido participes de aquella epopeya tenia claro como habían sido los echos.
Los chanchos hacia tiempo que no participaban de las actividades de la granja, decían tener mucho trabajo con actas y informes, ponencias, ficheros que luego quemaban en un horno.
Los mandamientos habían sido desplazados por la frase TODOS LOS ANIMALES SON IGUALES, PERO ALGUNOS ANIMALES SON
MÁS IGUALES QUE OTROS.
Luego de que Benjamín descubriera este mandamiento que suprimía a los otros siete no le resulto tan extraño ver cerdos con látigos, escuchando radio, leyendo el Daily Mirror, gestionando la tenencia de un teléfono o ver a su "Líder , camarada Napoleón" fumando pipa y vestido con la ropa que habría pertenecido al Sr. Jones.
Semanas después vieron llegar automóviles. Eran granjeros vecinos que recorrieron la granja expresando admiración por los logros obtenidos por los cerdos.
Por primera vez humanos y cerdos estaban juntos y de forma pacifica.
Entraron a la vieja casa del Sr. Jones y con un gran banquete de por medio levantaron las copas y se elogiaron unos a otros, humanos a cerdos, cerdos a humanos, y era muy difícil reconocer cuales eran unos y cuales eran otros.


Algunos enlaces:

http://es.wikipedia.org/wiki/George_Orwell
http://es.wikipedia.org/wiki/Nicol%C3%A1s_II_de_Rusia
http://es.wikipedia.org/wiki/Karl_Marx
http://es.wikipedia.org/wiki/Lenin
http://es.wikipedia.org/wiki/Stalin
http://es.wikipedia.org/wiki/Trotsky




lunes, agosto 06, 2018

El abrazo de judas

No estoy de acuerdo con las imágenes que muestran un abrazo entre una mujer de pañuelo verde y una de pañuelo azul. Con esto no digo que exista o deba existir una guerra y caza de brujas de una hacia otra, digo que el abrazo no es posible porque no es real sin hipocresia.
Resulta que, en este caso, estar del lado verde implica de forma categórica e intrínseca para los del lado azul que se es un asesino/a tal y como se ha podido escuchar en el debate de la camara de diputados y diputadas o en la calle en la voz popular.  Asi lo han manifestado abiertamente y a los gritos, e incluso con acciones de violencia directa.
Una cosa es si se hubiese establecido como una discusión de ideas y posturas en donde las personas no sean definidas desde lo ético-moral.
Cuando uno de los que lleva el pañuelo azul dice "quien aborta asesina" esta estableciendo un patron etico-moral; no dice siquiera "el aborto es un homicidio pero quien aborta no es necesariamente un asesino".
Sabemos que un homicidio no es un asesinato puesto que para ser asesinato el homicidio debe tener ciertas particularidades.
No todo suceso homicidio en el marco de un hecho automovilistico es un asesinato; si yo vengo corriendo carreras en la avenida o vengo borracho y te paso por arriba te asesine, no fui un simple homicida; sabiendo que manejaba bebi y decidi volver a manejar siendo imprudente y temerario; si decidi correr a altas velocidades en un lugar como una avenida o cualquier sitio transitado donde la actitud imprudente y temeraria que adopto puede ocasionar un daño a terceros, entonces soy responsable de esos actos a los que les cabe un analisis etico-moral.
En un accidente me doy a la fuga, aun cuando haya sido accidente, pesa el acto de huir que implica esconder y evitar responsabilidades.
Entonces, el analisis de lo bueno y malo, de "qué esta bien y qué no" depende de factores.
Si yo protejo mi vida y mato a quien la pone en riesgo, es (homicidio en) legitima defenza; si yo no corro riesgo y mato (el ladron se fue y le disparo cuando huye) es asesinato.
Quien acusa de asesinato esta imponiendo un analisis etico-moral, dice el acto es malo (etica) por tanto la persona es mala  (moral).
Diferente es decir que no estas de acuerdo por "tal y cual" razon; no implica valorar el hecho puntual ni a la persona que lo lleva a cabo o a quien representa esa postura de idea.
Subir el precio del pan implica que mucha gente no pueda comprarlo, si no lo compram no lo come y si no come se muere entonces si subis el valor del pan sos asesino; no es asi.
Por ahi el pan debe ser subido porque subieron los costes de produccion y quizas hay que ver los precios de las materias primas y otros factores economicos, o buscar una salida conjunta para socializar (subvencion) la suba permitiendo que el pan llegue a los demas pero, intrínsecamente, subir el precio del pan no te transforma en un asesino, quizas si en un abusador, pero en un aseisno, no. Por ahi el pan debe ser producido estatalmente y repartido sin buscar el lucro minimo que puede perseguir un privado (mas alla del costo basico), por ejemplo, pero no señala asesinatos, ni homicidios tampoco.
A veces lo que parece logico no lo es y lo que parece que es una forma de apasiguar es hipocresia porque el del pañuelo azul sigue pensando que quien quiere despenalizar para quitar de la clandestinidad es un asesino aun cuando te abrace y te bese y llore con vos.
Tampoco hay que pelearse a las piñas pero no es necesario caer en un nuevo acto de hipocresia, ya bastante existe con la hipocresia de creer que por negar  o mantener como algo punitivo el aborto la gente no se muere.
El pañuelo azul, el pro-vida, cree que a partir del aborto legal empieza a pasar algo que no pasaba, la frase de "salvemos las dos vidas" sobre entiende de forma implicita que la prohibicion actual "salva a alguien" y que "protege las vidas"; eso es falso, basta con ver a la gestante muerta y al feto muerto de los abortos clandestinos.
Desde ese acto hipocrita y negacionista de la realidad material, factica, cuantificable, moralizan hechos y personas; se transforman en jueces.
Eso impide un abrazo sincero, por eso no estoy de acuerdo porque es falso y si es falso,  los dos que se abrazan actuan falsamente porque un abrazo no es unilateral pero no se divide en dos, en la buena intencion de uno y la intension hipocrita del otro, ya que en el abrazo lo que se busca es una union comun (comun union, comunion) y eso no existe si no es bilateral y las intenciones caminen juntas de forma real.
No es un acto que se pueda dividir, no es que dos paises buscan cada uno llegar a un determinado indice de desnutricion y trabajan por separado en reducir esos indices. Un dia coinciden los presidentes de ambos paises en un sitio de algun lugar cualquiera y se dicen "me entere que bajaste la desnutricon, te felicito, nosotros tambien y nos costo mucho", entonces el otro presidente aporta "Si, fue una tarea durisma pero valio la pena, enhorabuena por tu logro tambien".
El abrazo, es comun, implica sentirse "el otro", fundirse en él, identificarse con su dolor, su causa; hermanarse o sororizarse.
Discrepar es otra cosa, podes sororizarte y discrepar, podes tener agendas diferentes.
Se puede, siendo sorora estar contra la violencia pero defender a la mujer que en un acto de abuso le quiebra el cuello a su agresor.
Un hombre puede hermanarse empaticamente con una mujer si ella mata a su agresor hombre, pese a ser él tambien un hombre, porque entiende la defenza de esa mujer ante un acto violento que la ponia en riesgo fisico,etico-moral, vital desde la agresion mas humillante que un ser humano puede sufrir.
Sabiendo esos conceptos e ideas, identificando esto, no posiciona a nadie desde un rol de juez punitivo.
Los paises como Argentina son punitivos, no previene, no asiste, no atiende ni entiende, no reforma; castiga, persigue, censura, niega.
Un pais como la Argentina es el reflejo de como es su gente. Si es ignorante y agresiva, el pais y sus expresiones tenderan a ser ignorantes y agresivas.
La verdad no es agresiva, es lo que es.
No se si la verdad es triste, puede que si; lo que si se, lo que si niego es que no tenga remedio.
La hipocresia (que dista mucho de la precausion), pongo las manos en el fuego, no es la medicacion mas adecuada a ningun padecimiento, prefiero un supositorio.